Mapa web
Youtube
Campus UNED

“Una buena planificación requiere tiempo y trabajo previo, pero es una inversión a largo plazo, si se cumple es una garantía de éxito”

10 de febrero de 2018

Natalia Abalde Amoedo es la Coordinadora de Orientación para el Estudio del Centro Asociado. Hemos hablado con ella para conocer cuáles son las dudas más frecuentes en esta época de exámenes y saber cómo debemos afrontar el estudio a distancia. 

¿Cuáles son las dudas más frecuentes en esta época de exámenes?

La mayor parte de ellas son dudas relativas a la normativa de las pruebas presenciales, lugar de realización y requisitos de acceso. Al principio del cuatrimestre son habituales las cuestiones sobre la planificación y las técnicas de estudio más adecuadas al entorno UNED. En este tipo de consultas recomendamos a los estudiantes realizar una planificación general del curso académico para posteriormente centrarse en la planificación específica de cada cuatrimestre. Asimismo, les ayudamos a realizar la organización de una “semana tipo”. Este tipo de planificación les ayuda a valorar de una manera objetiva el tiempo real que pueden dedicarle en su día a día a la preparación de las pruebas, en función de sus responsabilidades tanto profesionales como personales. Una vez que el estudiante es consciente del tiempo del que dispone, debe llevar a cabo una planificación semanal que irá adaptando según las necesidades e imprevistos que vayan surgiendo para poder alcanzar el objetivo marcado. Es fundamental que esta planificación sea realista, ya que muchos estudiantes no son conscientes, al inicio, de la importancia que tiene saber organizar y planificar nuestro tiempo de estudio. Una buena planificación requiere tiempo y trabajo previo, pero es una inversión a largo plazo. Si se cumple es una garantía de éxito. 

¿Cómo debe afrontar el estudiante las pruebas presenciales para superarlas satisfactoriamente?

Tal y como hemos dicho, para superar con éxito las pruebas presenciales lo más importante es realizar una buena planificación. La primera vez que nos enfrentamos a la realización de una planificación iremos adaptando ésta a nuestras necesidades y expectativas, observaremos cómo trabajamos y cuánto tiempo debemos dedicarle a cada tarea y asignatura. De esta manera, iremos optimizando los recursos que tenemos a nuestra disposición.

Más allá de la planificación, las técnicas de estudio juegan un papel fundamental, ya que nos ayudan a optimizar el tiempo invertido. Usar las técnicas que más se adaptan a nosotros y al tipo de examen que vamos a realizar es muy importante, sobre todo, durante las semanas previas a las pruebas presenciales. Consultar y hacer exámenes de cursos académicos anteriores nos ayudan a realizar una autoevaluación de nuestro aprendizaje y valorar cual es nuestro nivel de conocimientos.

¿Cómo debemos enfocar la semana intermedia para sacarle el máximo partido?

Aunque la semana intermedia de exámenes debería ser, única y exclusivamente, un momento dedicado al repaso, en la práctica somos conscientes de que no siempre podemos cumplir con la planificación establecida previamente. De nuevo, vuelve a ser muy importante saber planificar esta semana para sacarle el máximo partido al tiempo del que dispongamos.

Antes de entrar al examen, ¿existe algún truco o recomendación que pueda ayudarnos a realizarlo mejor? 

Las primeras pruebas presenciales, para la mayor parte de los nuevos estudiantes de la UNED, suponen un momento de estrés y ansiedad y esta situación puede dificultar el acceso a los conocimientos que los estudiantes hayan adquirido. Ciertos niveles de ansiedad son buenos, pero cuando la ansiedad sobrepasa esos niveles “saludables”, en ese momento, el rendimiento disminuye. Esta situación la explica perfectamente la Ley de Yerkes y Dodson, la cual nos habla de la influencia de la ansiedad en el rendimiento de las personas, a mayor nivel de ansiedad mayor rendimiento hasta llegar al nivel óptimo (niveles “saludables”), una vez que se excede el nivel óptimo de activación, el rendimiento desciende de manera significativa.

Las técnicas de relajación y control de la ansiedad ayudarán al estudiante a afrontar mejor la situación y a mantenerse en niveles óptimos de activación. Centrarnos en el examen, relajarnos y realizar una pausa cuando llegue el momento de estrés, saber mantener éste en proporciones adecuadas y evitar pensamientos negativos pueden ayudarnos en esos momentos. De todos modos, no existe una fórmula única ya que todos somos diversos. Conocerse a uno mismo es muy importante para saber afrontar con eficacia y eficiencia cada reto.

Rúa de Portugal 1 36162 Pontevedra - Pontevedra. tel.: 986851850 informacion@pontevedra.uned.es